viernes, 5 de octubre de 2007

FBI: Vigilancia llevada al extremo


Que el FBI invierte en vigilancia y espionaje todo el dinero que nuestras mentes puedan imaginar, no es nada nuevo. Eso pensaba todo el mundo antes de leer acerca del sistema utilizado por el FBI, llamado DCSnet, para el cual se invirtieron 10 millones de dólares.

Este sistema de escuchas telefónicas es capaz de adentrarse enteléfonos fijos, teléfonos móviles, mensajes de texto entre moviles (SMS) e incluso sistemas de "pulse para hablar". El sistema de extrema vigilancia construido sigilosamente por el FBI, permite mediante un simple click de ratón, tener controlada la zona o area seleccionada por el usuario.

Marcia Hoffman fue la persona que mediante su demanda al FBI, ha conseguido que los documentos relativos al DCS, los cuales constan de más de mil páginas, salgan a la luz.

La culpable de que actos como éstos le sean permitidos al FBI, es una Ley creada durante el mandato de Clinton, debido a las quejas del Departamento de Justicia, en las que argumentaban la dificultad que encontraban los investigadores para realizar un seguimiento exhaustivo de las llamadas telefónicas, con la aparición de teléfonos móviles y sistemas digitales. Una vez instaurada dicha ley, el gasto del Gobierno en realizar estas escuchas ha sido desorbitado. El inspector general del Departamento de Justicia asegura que el Gobierno paga 2200 dólares a cada empresa de telecomunicaciones por realizar escuchas telefónicas. Otro ejemplo puede ser el costo de 67 mil dólares de una orden federal de escuchas telefónicas.

Esperemos que esto no se les vaya de las manos y no termine como aquel fundo ficticio creado por Geroge Orwell en el cual hasta el mínimo gesto era controlado y archivado.

1 comentario:

Markel dijo...

No se porke antes de llegar al parrafo en el que hablabas de Orwell, ya me a venido a la cabeza.
Poco a poco se estan haciendo con el control, no solo de las calles, sino también de nuestros propios propios hogares y vidas.
El gran hermano nos vigila